Immanuel Kant


Immanuel Kant1724-1804
Nació el 22 de abril de 1724 en Königsber (Prusia), permaneciendo en este lugar toda su vida. Se educó en el Colegio Fridericiano (pietista), posteriormente estudió filosofía, matemáticas y teología en la Universidad de sus tierra natal. Se dedicó solo a la vida universitaria y académica. Murió el 22 de febrero de 1804 en su ciudad natal.

El 24 de septiembre de 1740 se matricula en la Universidad de Königsberg. Sus estudios universitarios duraron seis años y estuvieron dedicados al estudio de las disciplinas científicas y filosóficas. En 1746, deja la Universidad y concluye su primer escrito los Pensamientos sobre la verdadera evaluación de las fuerzas vivas. El 22 de septiembre de 1755, es habilitado para la docencia con la tesis Nueva dilucidación de los principios del conocimiento metafísico. Señaló explícitamente la relevancia académico-didáctica de sus tareas docentes universitarias. Los alumnos debían ser formados para hacer de ellos personas sensatas, racionales y cultas. Los jóvenes a él confiados habían de formarse con miras al desarrollo de un criterio propio y maduro en el futuro.  Kant da clases por última vez en el semestre de invierno de 1796.

Su filosofía ha ejercido notable influencia en la cultura de nuestro tiempo, y su influencia en la Pedagogía ha sido inmensa. Su filosofía expresa el sentir de la sociedad culta de su época, especialmente preocupada por salvar las ideas de la libertad, la existencia de Dios y del alma; en un momento en que el empirismo inglés y el materialismo francés parecían avasallarlo todo y la metafísica alemana  semejaba haber agotado su capacidad de respuesta. En la medida en que estos problemas han permanecido irresueltos prácticamente, el kantismo ha podido renacer una vez tras otra sobreviviendo con mucho al filósofo de Königsberg.

Pestalozzi, contemporáneo de Kant, parece ser un kantiano sin saberlo, con sus obras Leonardo y Gertrudris, Cómo Gertrudis educa a sus hijos tuvo notable influencia en la educación y pedagogía alemana.

En el terreno pedagógico su labor consistió en el ejercicio del magisterio, primero como maestro particular, y después como catedrático de su Universidad, donde impartió entre otras, las cátedras de antropología, teología natural, filosofía natura, filosofía de la religión y pedagogía. Una idea fundamental de Kant en cuanto al fin de la educación, se refiere a que “únicamente por la educación el hombre puede llegar a ser hombre. No es sino lo que la educación le hace ser”. Se opuso al uso de ejemplos de acciones nobles como base de la instrucción moral de los educandos y señala que la ciencia debe ser el hilo conductor de los maestros para dirigir a aquéllos hacia el conocimiento.

Kant no realizó una obra escrita sobre pedagogía. Sus ideas al respecto provienen de unos apuntes elaborados por un discípulo suyo.
Los dos motivos especiales que han abonado la influencia kantiana en la educación son su fundamentación de la moral y su rechazo de, al menos, cierta forma de enseñanza de la religión. Lo primero, porque de la moral kantiana hay que decir, sin que ello suponga menosprecio de su aparato filosófico, que se adapta como un guante a las inquietudes éticas del buen burgués. En cuanto a lo segundo, buena parte de los reformadores y educadores del siglo XIX creyeron encontrar en Kant la mejor defensa de la necesidad de una escuela laica –religiosamente neutral- que permitiera la educación conjunta de niños pertenecientes o destinados a credos distintos; inquietud menos sentida, en la España católica, apostólica y romana que en los pluriconfesionales países del centro de Europa.
Si se intenta resumir en breves palabras la disposición espiritual de Kant, merecen destacar sus conocidas preguntas de 1793, que han llegado a ser universalmente famosas: ¿Qué puedo saber? ¿Qué debo Hacer? ¿Qué puedo esperar? ¿Qué es el hombre? Preguntas que Kant abordó crítica y profundamente. En cuanto a la humanidad, considero que todos los hombres son sujetos que no deben utilizarse unos a otros como medios.

Se suele dividir la obra de Kant en dos períodos: el precrítico y el crítico. El primero de ellos abarcaría toda la actividad filosófica kantiana hasta la “Disertación” de 1770, y el segundo su actividad filosófica posterior, en el que desarrolla su pensamiento en una dirección distinta, cuyas líneas fundamentales expone en la “Crítica de la razón pura”. Algunos estudiosos de Kant, no obstante, distinguen dos fases en el periodo precrítico: la primera, hasta 1755, según unos, o 1760, según otros, en la que predominaría en Kant el interés por la física y las ciencias en general; la segunda, hasta 1770, coincidiendo con su actividad como Privatdozent en la Universidad de Königsberg, dominada por preocupaciones metafísicas.

Kant muere a las 11 de la mañana del 12 de febrero de 1804, en los brazo de su amigo, el diácono Wasianski. Recibe sepultura el 28 de febrero. El 23 de abril la Universidad de Königsberg honró solemnemente su memoria.

OBRAS

Período precrítico

1747 Pensamientos sobre el verdadero valor de las fuerzas vivas.
1755 De igne (Sobre el fuego, presentada como tesis doctoral).
1755 Historia natural general y teoría del cielo”.
1755 Nueva dilucidación de los primeros principios del conocimiento metafísico.
1762 La falsa sutileza de las cuatro figuras silogísticas.
1762 El único fundamento posible de una demostración de la existencia de Dios.
1764 Investigación acerca de la distinción de los principios de la teología natural y de la moral.
1764 Observaciones acerca del sentimiento de lo hermoso y lo sublime.
1766 Sueños de un visionario, comentados por los sueños de la metafísica.
1770 De mundi sensibilis atque intelligibilis forma et principiis (“De la forma y de los principios del mundo sensible y del mundo inteligible”) más conocida como la Disertación de 1770.

Período crítico

1781 Crítica de la razón pura.
1783 Prolegómenos a toda metafísica futura.
1784 Ideas para una historia universal en clave cosmopolita.
1784 ¿Qué es la Ilustración?
1785 Fundamentación de la metafísica de las costumbres.
1785 Sobre los volcanes de la luna.
1786 Primeros principios metafísicos de la ciencia natural.
1786 Fundamentos metafísicos iniciales de la cosmología.
1787 Segunda edición de la Crítica de la razón pura.
1788 Crítica de la razón práctica.
1790 Crítica de la facultad de juzgar.
1791 Sobre el fracaso de todos los intentos filosóficos en teología.
1793 La religión dentro de los límites de la mera razón.
1793 En torno al tópico: tal vez eso sea correcto en teoría, pero no sirve para la práctica.
1795 Hacia la paz perpetua.
1797 La metafísica las costumbres.
1797 El conflicto de las facultades.
1798 Antropología desde el punto de vista pragmático.

Opus Postumum

Recoge los escritos no editados por Kant en los que trabajaba antes de su muerte y que manifiestan una evolución de su pensamiento hacia las posiciones que defenderá posteriormente el idealismo alemán.

CompartirShare on Facebook46Tweet about this on TwitterShare on Google+2Pin on Pinterest0

No hay comentarios

Agrega el tuyo